Explotación animal: vacas

(En la galería puedes encontrar fotografías sobre la explotación animal de vacas)

Las vacas son explotadas para obtener carne, productos lácteos, cuero, etc. En todos los casos el resultado es el mismo.

Violación

Como hemos visto en el caso de gallinas y cerdos, la explotación animal comienza con la inseminación artificial de hembras para la producción de descendencia. En el caso de las vacas, está producción de descendencia no es solo necesaria para la obtención de carne como sucede en el caso de los cerdos, sino también para la obtención de leche. Las hembras no podrán establecer vínculos normales con sus hijos ni alimentarlos, puesto que serán separados a las pocas horas de nacer. Los machos ni siquiera llegarán a conocerlos.

Toros

Existen varias formas de sustraer el semen a los toros; los más usados son las vaginas artificiales (similar a la sustracción en cerdos) y la electroeyaculación. Un electroeyaculador consta de una batería y un electrodo, el cual es introducido por el recto del toro. Éste aplicará descargas intermitentes y de intensidad creciente, con el fin de estimular las glándulas que producen el semen, hasta la eyaculación. Durante la aplicación de las descargas el toro se encuentra en una jaula denominada "manga de manejo" que le impide moverse o escapar. El uso de vaginas artificiales es similar a la extracción en cerdos; los toros también deben ser entrenados para montar un potro y pueden ser estimulados con una vaca o por masaje prostático (introduciendo el brazo en el recto del toro).

Vacas

La forma más común de inseminación se basa en introducir una pipeta de gran longitud hasta el cuerno uterino de la vaca, donde se deposita el semen. Al igual que en el caso de las cerdas, la zona cervical del útero, anterior al cuerno uterino, presenta una serie de pliegues enfrentados que dificultan la introducción. Para poder acceder, el inseminador aprovecha la proximidad del recto a la vagina, introduciendo el brazo por él y moviendo la zona cervical hasta que la pipeta consigue pasar. En todo momento las vacas se encuentran inmovilizadas en "mangas de manejo", sin la posibilidad de moverse o de girarse, ni mucho menos de escapar.

Se las insemina por primera vez sobre los 12 meses de vida. Tras el parto, son de nuevo inseminadas transcurridos 90 días; cuanto antes se produzca el destete antes podrán volver a ser inseminadas y más partos podrán tener en su vida. Tanto el celo como los partos pueden ser sincronizados, es decir, se las puede forzar a tener celo o a dar a luz antes del tiempo biológico normal por motivos de producción.

Mutilación

Amputación de los cuernos

Se realiza para que los animales ocupen menos espacio en los establos y no se hieran entre ellos. En terneros de días de vida se utiliza sosa cáustica (material altamente corrosivo) que se aplica en el nacimiento del cuerno, quemando la piel. Si la edad es superior al mes se emplean descornadores eléctricos o hilos de acero. Tanto la piel como los cuernos de los terneros son sensibles a la corrosión o a la abrasión producida por estas prácticas, por lo que les provocan dolor, pudiendo producirles hemorragias.

Castración

Similar a la realizada en cerdos, se lleva a cabo con la finalidad de que no aparezcan manchas en la carne y se produzca un aumento de la grasa; además, facilita el manejo de los animales al volverlos más mansos. Se emplean métodos por anillos elásticos, que cortan la circulación sanguínea de los testículos, o quirúrgicos, en los que, inmovilizado el ternero en una manga de manejo, se practica un corte en el escroto y se extraen los testículos, no usándose anestesia. Los testículos y el escroto son zonas inervadas, por lo que es un procedimiento que causa dolor físico y estrés.

Crotales y marcado

Vacas, toros y terneros son identificados mediante crotales de plástico, que se les colocan perforando sus orejas. Además, existe otra forma de identificación, que consiste en dejar una marca permanente en su piel quemándola con un hierro.

Anillas o destetadores

Son elementos de diferentes formas cuya finalidad es impedir que las vacas jóvenes traten de mamar de otras. Se colocan perforando el frenillo nasal de las vacas.

Tortura

Producción de leche

Las vacas son alojadas en naves industriales las cuales, muchas veces, solo cuentan con el techo. El suelo es de hormigón y con rejillas para facilitar la limpieza, pero que lo hace muy incómodo. Suelen disponer de una pequeña parcela que suele ser un barrizal permanente, dado el poco tamaño de la misma y el alto número de animales que la usan. No tienen acceso a pastos frescos en ningún momento.

Son ordeñadas 2 veces por día, a intervalos de 12 horas. Cuando la producción de leche desciende vuelven a ser inseminadas. Las vacas han sido seleccionadas para producir tres veces más cantidad de leche que la que producirían de manera natural, por lo que el cuerpo de las vacas está sometido a un gran estrés. Muchas sufren enfermedades asociadas a la explotación, como problemas en las patas por el suelo enrejillado o duro, o mastitis (inflamación de las glándulas mamarias causada por infección o lesiones físicas durante el ordeño).

Los terneros nacidos son separados de su madre a las pocas horas del parto. Los machos son descartados en el momento del nacimiento o criados para vender su carne como ternera lechal, en cuyo caso, son encerrados en pequeños habitáculos de plástico o madera. Las hembras destinadas al reemplazo de vacas lecheras también son aisladas de sus madres. Se les alimenta con una mezcla líquida de leche en polvo, almidón, grasas, azúcar, antibióticos y aditivos. Esta dieta presenta unos niveles bajos de hierro para que los terneros padezcan anemia y su carne sea clara y tierna (motivo por el cual las jaulas no tienen ninguna parte metálica para que no puedan obtener hierro lamiéndolas).

Producción de carne

Los terneros destinados a engorde son alimentados de piensos a base de cereales, como el maíz, y una parte mínima, cuando no ausente, de forraje. Los cereales les hacen engordar en menos tiempo, pero su sistema digestivo no está adaptado a ese tipo de alimentaicón. Éstas dietas bajas en fibra provocan la formación de ácido láctico en el rumen, que les produce gases, acidosis rumial (enfermedad que les pueden hacer morir por asfixia) y abscesos en el hígado. Para poder engordarlos a este ritmo sin que mueran se les administran antibióticos cada día.

Asesinato

La edad a la que estos animales son enviados al matadero varía en función de si han sido utilizados para producir leche, en cuyo caso estaríamos hablando de alrededor de los 4-5 años, o para producir carne, siendo entonces la edad variable entre las 16 semanas para los terneros lechales y hasta el año. Una vaca podría llegar a vivir 25 años.

El transporte al matadero se realiza en condiciones muy similares a las descritas en el caso de los cerdos.

Una vez en el matadero se les conduce del camión a una manga de manejo para ir pasando por las distintas zonas del matadero:

  • Aturdimiendo
    Busca mitigar la influencia del estrés en la calidad de la carne. Existen varios métodos, aunque el más empleado es el disparo con pistola de perno. Consiste en provocar una conmoción cerebral grave e irreversible mediante una pistola que contiene un proyectil (perno), el cual es impulsado por la detonación de un cartucho explosivo o aire comprimido. Existen dos tipos: penetrante, en el que el perno penetra en el cráneo; y no penetrante, donde el perno únicamente impacta en el cráneo. Durante el disparo los animales son inmovilizados, uno por uno, en un habitáculo lo suficientemente angosto como para que no puedan darse la vuelta, sujetándoles la cabeza y el cuello.
  • Degollado
    A los animales que han sido aturdidos se les suspende de una pata con una cadena, boca abajo, y se les corta el cuello con un cuchillo para que se desangren. Está establecido por normativa intervalos de tiempo, entre el aturdimiento y el degollado, máximos de 60 segundos, con el fin de que no se produzca el retorno de la consciencia. Su cumplimiento poco viable, por lo que es frecuente que los animales permanezcan conscientes durante el degollado y desangrado.
  • Despiece
    Una vez desangrados se les corta cabeza y patas, eviscera, retira la piel y abre en canal para su posterior comercialización.
DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir