Explotación animal para experimentación

(En la galería puedes encontrar fotografías sobre la explotación animal para experimentación)

La experimentación con animales representa el lado más oscuro de la explotación a la que estos son sometidos. Tanto porque es poco conocida para el público general como porque la manera en que se lleva a cabo es, en muchas ocasiones, no solo carente de cualquier tipo de ética, sino aberrante.

Otra cuestión que atañe a este campo es que, mientras que para otros como, la alimentación o el ocio, está claro que forman parte de una industria mercantil, en este caso parece que esa cuestión se omite y se antepone el hecho de que la experimentación pertenece al campo de la ciencia. Así, todo el que esté en contra de la experimentación con animales estará impidiendo el avance de la ciencia y, por ende, el de nuestra civilización. Esta argumentación, aunque muy usada, es muy hipócrita por cuanto la ciencia, hoy en día, es igualmente una industria. Nadie desarrolla su labor en ella de forma altruista; al contrario, quien la defiende suele vivir de ella. Igualmente oponerse a la experimentación no es oponerse al avance de la ciencia. Simplemente, y como rechazo al especismo, igual que no se justifica la experimentación con humanos, no se debe justificar la experimentación con el resto de animales.

El animal más usado para experimentación es el ratón, aunque casi ninguno se libra de ser utilizado: perros, gatos, simios, aves, conejos, animales de sangre fría, etc. Muchos de los animales mueren durante los experimentos, otros son sacrificados para el estudio de sus tejidos y órganos.

Investigación

Supone casi la mitad de los experimentos con animales llevados a cabo en la Unión Europea. Su finalidad es la investigación y desarrollo de instrumentos de medicina y veterinaria así como la producción y control de calidad en medicina. Aunque este campo también incluye el estudio de enfermedades como el cáncer, esa es solo una parte; la mayoría de los experimentos están orientados a investigaciones como:

  • Investigación oftalmológica
    Se realizan pruebas en las que los ojos de los animales se queman o dañan de diferentes maneras: se les cosen los párpados o se les sacan los globos oculares. Se utilizan conejos, perros, gatos, monos y otros animales.
  • Investigación sobre quemaduras
    Se les provoca quemaduras de diferente grado con productos químicos, radiaciones o quemaduras térmicas sumergiendo a los animales en agua hirviendo. Los animales más utilizados son roedores (cobayas, ratas, ratones, etc) y perros.
  • Investigación sobre radiaciones
    Se expone a los animales a radiaciones o se les obliga a inhalar gases radiactivos: Se utilizan: perros, monos, ratas, ratones y hámsters.
  • Investigación neurológica
    Los animales son sometidos a traumatismos (normalmente mediante un golpe en la cabeza), manipulaciones quirúrgicas o estimulaciones eléctricas (por ejemplo por medio de la colocación quirúrgica de un implante). Su fin es el estudio de la actividad cerebral y el comportamiento. Se utilizan: gatos, perros, monos, conejos y ratas.
  • Investigación mediante descargas eléctricas
    Se emplean sobre todo ratas, a las cuales se les aplican descargas de diferente intensidad, con intervalos variables, en patas y cola. Su objetivo es determinar las respuestas fisiológicas y psicológicas.
  • Investigación sobre agresividad
    Se estudian los efectos sobre el comportamiento agresivo aislando socialmente a los animales, induciéndoles disfunciones cerebrales y privándolos de sueño.
  • Investigación sobre el estrés
    Los animales son expuestos a frío o calor extremo, privados de sueño REM, inmovilizados o mal alimentados para estudiar su fisiología y comportamiento.
  • Investigación militar
    Se usan normalmente primates a los que se les expone a armas convencionales, biológicas, químicas, radiaciones nucleares y microondas de alta potencia.

Educación

Cada año millones de animales (ratas, primates, ratones, perros, gatos, ranas, etc) son diseccionados, mutilados y sometidos a diferentes pruebas en centros de estudios universitarios con finalidades didácticas. Los animales suelen ser proporcionados por empresas que se dedican a su cría y venta a laboratorios pero también pueden proceder de mataderos, ser animales salvajes capturados o domésticos abandonados, etc.

Las disecciónes y vivisecciones a animales son prácticas habituales en las enseñanzas sobre biología, anatomía y medicina. Su cometido es que los alumnos aprendan anatomía y morfología interna. Se usan animales muertos o anestesiados, los cuales se fijan boca arriba en una cubeta mediante alfileres y se les practican incisiones con un bisturí para acceder a sus órganos que, muchas veces, también son extraídos. Algunos métodos requieren que el animal permanezca vivo durante el proceso. Por ejemplo, en la tinción por perfusión, la cual consiste en reemplazar la sangre de un animal anestesiado por una solución salina y después inyectarle un tinte que fije los tejidos vivos; lo cual no sería si posible si el animal estuviera muerto y por tanto su corazón no latiera.

Por otro lado, en las universidades también se llevan a cabo diferentes tipos de experimentos, que difieren según la especialidad académica que se trate. Aquí vamos a mostrar dos ejemplos.

El primero1 trata sobre la contribución de los modelos animales al estudio de la obesidad. Se pretende determinar las bases fisiológicas y genéticas de la obesidad en 5 modelos de animales: el primer modelo trata sobre roedores que han sufrido mutaciones características de forma espontánea; al segundo (también de roedores) se le inducen mutaciones mediante mutágenos o exponiéndolos a radiación; el tercer modelo, formado por ratones y ratas, se les modificó genéticamente; en el cuarto se crió de forma selectiva a los roedores para obtener cepas en donde se aprecien diferencias en el grado de acumulación de grasas; y, en el quinto, se usaron perros y primates no humanos. A todos ellos se les sometió a dietas altas en grasas o altas en grasas y azúcares, y también a fármacos en estudio sobre componentes del equilibrio energético. El objetivo de este estudio fue el análisis de las respuestas de los animales para poder desarrollar un fármaco para tratar la obesidad.

Los propios autores de los experimentos señalan que, aunque la salud de los animales (condiciones de estrés, reducción de movilidad por obesidad, predisposición a diabetes, cáncer o síndrome metabólico) y su integridad física (sometimiento a procesos de cirugía para administrar fármacos), se veía claramente dañada, es necesario seguir realizando uso de animales en dichas pruebas e incluso fomentar ese tipo de trabajos.

El segundo2 ejemplo analiza el comportamiento y parámetros fisiológicos de ratones recién nacidos a los que se les amputan las falanges, dado que es una práctica común para el marcado de éstos animales, y su práctica ha generado controversia por el efecto negativo en el bienestar de los mismos. El estudio concluyó que el estrés era provocado fundamentalmente por la manipulación y no por la amputación en sí, por lo tanto no comprometía el bienestar.

Testado de productos

El fin de estas pruebas es evaluar la seguridad de productos empleados fármacos, aditivos para piensos y alimentos de consumo humano, productos de limpieza, plaguicidas, productos industriales, etc. Las pruebas consisten en obligar a animales ingerir o inhalar sustancias por medio de una sonda; otras veces las sustancias son aplicadas en su piel o en sus ojos. La prueba más común es la LD50 ("Letal dosis" 50%) y que tiene como objetivo establecer a qué dosis la sustancia testada es letal para el 50% de los animales a los que se les suministra.

En la Unión Europea está prohibido las pruebas realizadas en animales con el fin de testar sustancias empleadas en productos cosméticos tendrán, así como la venta de productos de este tipo testados en animales o sus ingredientes.

DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir