Clases de alimentos

Aquí tienes un listado con los tipos de alimentos que podemos emplear dentro de una alimentación vegetariana. Es una clasificación de alimentos no preparados, sino como los recogeríamos directamente del campo. No es incluyen, por tanto, aceites, bebidas o embutidos vegetales, por ejemplo.

Cereales

(trigo, avena, maíz, arroz, mijo, etc)

Deben constituir la base de la dieta, ya que proporcionan mucha energía (que es lo que más necesita, diariamente, el organismo). Se han de consumir diariamente.

Preferiblemente se han de tomar integrales (es decir, con su fibra). De este modo, el aporte de minerales es mucho mayor y hacemos al sistema digestivo trabajar de una manera más natural, sin problemas de estreñimiento. Además sacian más así, con lo que se consumen menos calorías.

Legumbres

(garbanzos, lentejas, soja, judías, guisantes, etc)

Contienen muchas proteínas, se han de consumir al menos en 5 ocasiones a la semana. También contienen muchos minerales y las frescas (guisantes, habas, etc) importantes cantidades de vitaminas. La soja se puede consumir de maneras en las que aumenta su aporte proteínico (tofu, texturizada, tempeh, etc).

Frutas

(plátanos, manzanas, peras, etc)

Proporcionan, fundamentalmente, energía de rápida absorción. También tienen minerales y vitaminas. Se han de tomar diariamente, preferiblemente para desayunar y entre comidas.

Verduras

(zanahorias, pimientos, espinacas, cebollas, etc)

Indispensables para mantenernos sanos, aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales, además de otros elementos como antioxidantes. Su aporte calórico es muy bajo debido a que tienen un gran contenido en agua. Es fundamental saber cocinarlas correctamente para no perder sus propiedades. Se han de consumir a diario.

Frutos secos

(nueces, almendras, sésamo, etc)

Tienen un alto contenido en grasas por lo que se han de tomar con moderación, pero aportan muchas vitaminas y minerales, así como proteínas. El perfil de las grasas es muy variable entre unos y otros. Se han de consumir ocasionalmente, en función de nuestras necesidades energéticas.

DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir