Nutrición: ¿Por qué es importante?

Aunque todo el mundo debería entender de nutrición (lo que redundaría en una mejor salud de la población y en menos engaños por parte de empresas interesadas) es aún más importante conocer las cuestiones fundamentales si llevamos una dieta 100% vegetariana.

¿Por qué? No lo es por el hecho de que no sea saludable, ni muchos menos. Pero sí hay unos factores que hacen beneficioso este conocimiento. Vamos a ir viéndolos a continuación.

Sistema no adaptado

El sistema alimentario ordinario (desde la composición de los alimentos elaborados hasta las indicaciones médicas o la ingesta recomendada de nutrientes) está basado en una alimentación con predominancia clara de productos de origen animal. Las consecuencias de esto son que se tienen claro los problemas que puede acarrear y se ofrecen soluciones. Por poner un ejemplo claro, el colesterol es un problema típico al que nadie le sorprende y para el que hay muchas recomendaciones o productos destinados a bajar su nivel. Sin embargo, un problema que pudiera ocasionar una dieta vegetal que no existiera en una dieta cárnica no sería tan fácilmente detectable y solucionable por simple desconocimiento y falta de interés del mencionado sistema.

Culpabilización de cualquier problema

Existe una creencia popular de que la dieta vegetariana no es sana, y por lo tanto se tiende a culpar de ella a cualquier problema físico que padezca una persona que la practique. Para evitar que nosotros mismos podamos caer en este pensamiento, es necesario que seamos conscientes de la calidad de nuestra alimentación. Si tenemos los conocimientos de nutrición necesarios podremos saber si el origen de nuestro problema puede estar en la alimentación o no. Un ejemplo sería sentirse cansado; ante una dieta vegetal la respuesta suele ser culpabilizarla de inmediato mientras que en una dieta ordinaria se puede pensar en estrés, agotamiento, etc.

Responsabilidad

Cuando llevamos una dieta vegetariana no solo somos responsables de nuestra salud, también lo somos de la imagen que de la dieta damos. Esto, por absurdo que pueda parecer, es así. Si enfermamos por una causa achacable a la dieta el problema será de la dieta en si, no de que nosotros no hayamos sabido tomar los nutrientes que necesitamos. En cambio, si llevamos una dieta cárnica la situación será al revés, la dieta no es problema, somos nosotros que hemos hecho algo mal.
Si enfermamos por motivos relacionados con la alimentación, la sociedad lo achacará a la dieta en sí; no a que nosotros no hayamos sabido tomar los nutrientes que necesitamos haciéndola equilibrada. En cambio, si llevamos una dieta cárnica y sufrimos algún problema, la situación será la contraria; no se culpabilizará a la dieta, sino a nosotros que hemos hecho algo mal.

Salud

Como hemos comentado al principio, conocer los aspectos fundamentales de la nutrición (y ponerlos en práctica) hará que tengamos mejor salud. Es un país donde la mayor parte de las enfermedades graves suelen estar relacionadas con la alimentación esto hace que adquiera una gran importancia. Tampoco podemos decir que la alimentación sea lo único a considerar a la hora de estar sanos. Realizar ejercicio (30 minutos al día), no exponernos a fuentes de contaminación, etc son cuestiones fundamentales para ello.

DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir