Comida preparada

A la hora de comer, si bien para cocinar nuestros propios platos no tenemos problemas (tenemos una gran variedad de clases de alimentos: verduras, legumbres, frutos secos, cereales, frutas, etc) cuando queramos consumir productos elaborados la cosa cambia radicalmente. Lo cierto es que muchos veganos se convierten en muy buenos cocineros como consecuencia directa de que los productos preparados (bollería, guisos, congelados, etc) contienen, en la mayor parte de los casos, productos de origen animal.

A continuación vamos a ver una relación de los productos que nos podemos encontrar a la hora de hacer la compra. Si nunca nos habíamos parado a mirar los ingredientes de un alimento ahora se convertirá en algo común; sin embargo, en poco tiempo nos aprenderemos qué productos no contienen alimentos de origen animal y cuales sí.

  • Bebidas vegetales
    Como sustituto a la leche, tenemos las de soja, que ya las tienen en cualquier sitio, incluso con sabores. Además existen de avena, arroz, almendras, etc. No tenemos que olvidarnos de los zumos, aunque siempre es mejor hacerlos caseros.
  • Yogures y postres
    Hemos de recurrir a los de marcas que los hagan con soja, donde encontraremos yogures de variados sabores e incluso natillas. El resto de este tipo de alimentos se fabrican con leche.
  • Cereales y bollería
    En los cereales de desayuno hay suficiente variedad donde elegir, un rápido vistazo a los ingredientes nos sacará de dudas (la miel es el producto de origen animal que suele estar más presente en estos productos). En la bollería (galletas, pasteles, bollos, etc) la cosa se complica mucho más, dado que el huevo y la leche son productos casi omnipresentes en ellos. Normalmente la bollería más barata será la que encontremos 100% vegetal. En herbolarios sí podemos encontrar más variedad de galletas o pastas totalmente vegetales.
  • Productos congelados
    No referimos a productos elaborados como: croquetas, pizzas, lasañas, etc. Salvo excepciones, lo normal es que estos alimentos lleven productos lácteos (leche o queso). Tenemos, eso sí, patatas fritas, algunos aros de cebolla, salteados de pasta o arroz con verduras, etc. Y, en tiendas especializadas, podemos encontrar pizzas, hamburguesas y otros productos.
  • Pasta
    La pasta (macarrones, espaguetis, etc) es un alimento vegetal. Sin embargo cada vez es más frecuente que se le añada huevo, aunque suele venir claramente indicado. Si hablamos de un producto preparado, al que se le acompaña alguna salsa u otros ingredientes, entonces será difícil que sea 100% vegetal.
  • Guisos
    Generalmente presentes en latas de conserva. Existen variedades vegetales, aunque la mayoría lleva alimentos de tipo embutido.
  • Dulces y caramelos
    La gelatina, de origen animal, suele estar presente en muchos de ellos. Hay que mirar los ingredientes, aunque seguramente nos encontremos con un galimatías de números E difícil de entender.
  • Salsas
    Tenemos dos tipos de salsa que, generalmente, están libres de productos de origen animal. Son las basadas en el tomate (tomate frito, ketchup, salsa barbacoa, etc) y en el vinagre (vinagretas de diferentes sabores). Las salsas de tipo cremoso suelen llevar, casi siempre, huevo.
  • Otros alimentos
    La mantequilla se fabrica con leche, podemos sustituirla con margarina pero hay que mirar los ingredientes porque muchas no son 100% vegetales. Refrescos y bebidas alcohólicas son, generalmente, vegetales. Lo mismo sucede con los panes.

Dependiendo del supermercado en el que hagamos la compra tendremos más o menos variedad. En herbolarios, por ejemplo, es fácil encontrar muchos alimentos totalmente vegetales.

DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir