Salud

Aunque el llevar una dieta 100% vegetal es totalmente saludable, como así lo indica la American Dietetic Association1, en general la sociedad -incluso profesionales como médicos o nutricionistas- no está informada sobre ello. Al contrario, es fácil que se despache la cuestión con el manido "hay que comer de todo" o con mitos nutricionales como el de las proteínas. Esto conlleva que, al menor síntoma de enfermedad que podamos mostrar, esta se achaque a nuestra alimentación.

Existen, además, otros problemas relacionados con este tema. Uno recurrente en personas menores de edad es la preocupación de sus padres porque sus hijos puedan enfermar por carecer de nutrientes su alimentación. Ante esto, de nuevo tenemos que recurrir al informe anterior donde se señala que una alimentación vegana es saludable en cualquier etapa de la vida. También podemos buscar experiencias de otras personas, cada vez más numerosas y presentes en internet. Aún así, será una dura batalla pues será la palabra de un menor y lo que "ha leído en internet" frente a lo que nos diga la televisión o, incluso peor, el médico de cabecera.

Otro problema es que, ante las carencias que puedan surgir, una dieta ordinaria está más protegida pues muchos alimentos están suplementados para cubrir dichas carencias; o incluso si aparecen a nadie le extraña y se solucionan sin mayor problema. E igual que hablamos de carencias hablamos de enfermedades. Aquí es interesante señalar los múltiples beneficios para la salud que presenta una dieta totalmente vegetariana.

Para finalizar, hay que señalar que realmente podríamos tener problemas de salud derivados de la dieta. Debemos procurar que ésta sea variada, con un gran componente de verduras y frutas y una manera óptima de prepararlas. Si basamos nuestra alimentación en fritos, harinas refinadas, dulces, etc seguramente tengamos problemas de salud.

DIFUNDE
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • Email
  • Imprimir